Flor nueva de África

addis_noghtCon una población de más de tres millones de personas, Addis Ababa, también conocida como la Bruselas de Africa, se sitúa en el centro del país. No se trata sólo de la capital, sino que también es el centro neurálgico social y financiero de Etiopía. Fundada por el emperador Menelik en el año 1887, esta extensa ciudad acogedora, mantiene intacto su sello de personalidad.

 

Existen más de 120 delegaciones internacionales y embajadas en Addis Ababa, que hacen de la ciudad un lugar señalado para la diplomacia, siendo también la sede de la Unión Africana y de la Comisión de las Naciones Unidas para África.

 

Los acogedores bares-cafeterías y las pastelerías de Addis Ababa, evocan a aquellas de la ciudad de Roma, y sus bulliciosos mercados son recordatorio colorido de los modos de vivir más tradicionales. La gente, el sonido de la música proveniente de las cafeterías y tiendas, el aroma a especias, café e incienso, forman una mezcla única, etíope por excelencia.

 

La ciudad se eleva a más de 3.000 metros en las Montañas Entoto hacia el norte, y ha crecido a una velocidad vertiginosa desde que fue fundada hace poco más de un siglo. Con una extensión de 250 kilómetros cuadrados, la ciudad discurre agradablemente a través de multitud de colinas boscosas y barrancos interrumpidos por saltos de agua. Como consecuencia de su proximidad al Ecuador y debido a su elevada altitud, (la más alta de Africa y tercera más alta del mundo), Addis Ababa goza de un clima afro-alpino suave.

 

Desde su fundación, Addis Ababa se distribuía alrededor de dos centros principales: El Palacio Nacional, al este de la ciudad y el mercado y la Catedral de Saint Georges al oeste. Ambos centros generaron tanta actividad que la capital creció y se desarrolló a gran velocidad.

 

A finales de la década de los cincuenta, Addis Abeba fue reconocida como la capital no oficial de África, y así, fue nombrada sede de las Naciones Unidas de la Comisión Económica para África en 1958 y más tarde, en 1963, escogida como la oficina central de la Unión africana. Hoy Addis Abeba, es una gran metrópoli, con una población estimada de más de tres millones.

 

La ciudad se sitúa en el corazón de Etiopía y goza de excelentes conexiones con todas las zonas económicas del país. Addis Abeba es la capital diplomática indiscutible de África, sede además de Ethiopian Airlines (la aerolínea más activa de África) y del Banco Nacional de Etiopía.