AÑO NUEVO ETÍOPE (Enkutatash)

meskel-flowersEtiopía aún conserva el calendario juliano, en la que el año se divide en 12 meses de 30 días cada uno y el mes décimo-tercero de 5 días ( 6 en años bisiestos). El calendario etíope se sitúa 8 años por detrás del calendario gregoriano de enero a septiembre y 7 años entre el 11 de septiembre y el 8 de enero.

El Año Nuevo etíope o Enkutatash (“regalo de joyas”) se celebra el 11 de septiembre de nuestro calendario, (12 de septiembre en el caso de año bisiesto), y su celebración tiene origen en una antigua leyenda, según la cual la reina de Saba regresó repentinamente de la visita realizada al rey Salomón, en Jerusalén, siendo celebrado su regreso por sus ministros y generales con gran alborozo y llenando de joyas las arcas reales. Esta celebración coincide con la Fiesta de Primavera en el hemisferio austral, y sus festejos se remontan a esa época.

Pero Enkutatash no es exclusivamente una fiesta religiosa. El día de Año Nuevo, es celebrado por los etíopes con cantos, bailes, intercambio de regalos, reparto de alimentos y comidas tradicionales y por supuesto con mucha alegría. La celebración se inicia en la víspera de Año Nuevo, cuando los hombres encienden antorchas de hojas secas (chibó) delante de las casas para ahuyentar la mala suerte y atraer un buen año. Al mismo tiempo, las niñas recogen margaritas amarillas para sus madres. Al día siguiente, muy temprano, se acude a la iglesia con ropa tradicional etíope. Después de regresar de la iglesia, la familia se reúne para comer injera y wat (estofado). Las niñas van de casa en casa cantando canciones de Año Nuevo y los niños venden imágenes que ellos mismos han dibujado. Por la noche las familias visitan a sus amigos y comparten Tella, la cerveza tradicional etíope.